COMPRAR VIVIENDA

¿ARRAS CONFIRMATORIAS O PENITENCIALES?

Vamos a entregar una señal y firmar un documento, el cual, vamos a revisar y hemos de ver que recoja TODOS los datos que aparecerán en el futuro contrato de compraventa: 

  • Dirección de la vivienda, referencia catastral de la misma, descripción de la vivienda y relación de lo que tiene, nos referimos a los anexos, reflejar el precio y forma de pago acordada, el plazo previsto para ir al notario para el otorgamiento de escritura pública, pactos a los que hemos llegado en relación a los gastos de la compraventa,etc.
  • Precio: Debe aparecer el precio total de la compraventa. En cuanto a la forma de pago, se plasmarán las cantidades que vayan a entregarse y la forma (ARRAS)

Podemos firmar Arras Penitenciales o Arras Confirmatorias. 

SI FIRMAMOS ARRAS PENITENCIALES, TENDREMOS ESTO…

Como futuros compradores, nos comprometemos a adquirir la vivienda en el plazo y condiciones estipuladas en dicho contrato, pero podríamos desistir de forma legal de dicha compraventa, ¿Cómo?: Perdiendo la cantidad entregada como arras o señal. Si por el contrario no desistimos, se entiende que esas cantidades entregadas serán a cuenta del precio de compraventa en el caso de que se llegue a formalizar.

¿Y qué pasa si eres el Vendedor? Las arras penitenciales te conceden igualmente la posibilidad de desistir….pero devolviendo por duplicado  a los compradores esa cantidad percibida en concepto de arras.

Las arras Penitenciales son una forma “fácil” de resolver el compromiso  y según quién desista, podríamos decir que “paga la penitencia”: Si fuera  la parte vendedora quien incumple,   la misma devolverá la cantidad duplicada de la señal percibida  a la parte compradora   y si quien desiste es la parte compradora, resolverá el compromiso  perdiendo la cantidad entregada como señal …Y aquí se acaba,  las arras penitenciales según el artículo 1454 del código Civil, llevan en sí  fuerza bastante para obligarse las partes a lo aquí expuesto. Es el tipo de contrato de arras más popular, aunque no se nombre en el contrato de esa manera, y a veces sólo se exponga el artículo del Código Civil.